Comuníquelo

Comuníquelo es un blog para todos aquellos interesados en aprender español, estar en contacto con la lengua, la cultura, la sociedad... y sobre todo para comunicarse.

jueves, 23 de diciembre de 2010

El 2010 en imágenes: primera parte

Unas cuantas imágenes que resumen el año valen más que mil palabras, en cualquier idioma.


Pasatiempos de Rayuela

Buenos días:

Os dejo un enlace a una sección de la página del Instituto Cervantes en la que encontraréis un montón de pasatiempos para "enredar" con el español. Podéis seleccionar el pasatiempo por nivel de lengua, tipo de interacción o contenido didáctico y pasar un buen rato.
http://cvc.cervantes.es/aula/pasatiempos/default.htm

Que lo disfrutéis,


Elo

sábado, 18 de diciembre de 2010

Una receta: quesada

Buenos días:

Hoy, tras el éxito de mi última (y primera) quesada entre los "facilitadores en ciernes" que perturbamos la paz de Comillas, se me ha ocurrido compartir con vosotros la receta de la quesada, un dulce que puede hacer felices a los golosos. ¿A quiénes? Sí, a aquellos que perdemos nuestra capacidad de autocontrol ante una onza de chocolate, una magdalena o cualquier otro dulce mientras disfrutamos del placer inmediato del azúcar... y a todos aquellos que, "aunque no son mucho de dulces", hacen un esfuerzo y se dejan llevar por los placeres del paladar.

La quesada, o quesada pasiega, es un dulce típico de la zona del Valle del Pas, en Cantabria, la zona "pasiega". Seguramente os sonarán los sobaos pasiegos, que proceden de la misma zona y también están muy ricos. Existen otras variantes (con canela, con queso en lugar de cuajada), pero yo os dejo aquí la que sé hacer:

Ingredientes:

- 1 vaso de cuajada
- 3 huevos
- 150 gramos de harina
- 300 gramos de azúcar
- 2 vasos de leche
- 125 gramos de mantequilla
- Ralladura de limón al gusto

Instrucciones: 
- Ponemos el horno a calentar.
- Derretimos la mantequilla en el microondas mientras mezclamos el resto de los ingredientes.
- Añadimos la mantequilla, batimos bien la mezcla con la batidora.
- Untamos una fuente con mantequilla, espolvoreamos un poco de harina o ponemos papel de repostería para que no se pegue la masa.
- Horneamos a una altura media durante 1 hora y 15 minutos, a 170 ºC (sin hornear por arriba).
- Horneamos 15 minutos más (ahora sí, doramos la quesada por arriba controlando que no se queme).

¡Ya está!

Que lo disfrutéis,

Elo


domingo, 5 de diciembre de 2010

Para profesores y alumnos de ELE

Buenas tardes:

Saltando de un enlace a otro he descubierto una página web sobre ELE, con recursos, enlace a un montón de blogs para distintos usuarios, personas relevantes, instituciones y demás. Os la dejo aquí:

http://www.elepedia.org/


Eloísa

sábado, 4 de diciembre de 2010

Escribir: ¿alguien se inspira?

Buenos días, comunicadores

Hoy os propongo escribir una historia, un párrafo, un enunciado, lo que sea, de cualquier tipo, formato o extensión, a partir de esta imagen. Se trata de un cuadro surrealista y digital de Jacek Yerka, un artista polaco que acabo de descubrir.

Os dejo también un enlace a su página web y en la sección "Una buena peli, serie, libro..." he añadido un enlace a una muestra de algunas de sus obras.

http://www.yerkaland.com/rate/preview.php

Que lo disfrutéis (y que os inspiréis)

Eloísa

Siempre hay una razón para aprender idiomas

Que no se nos olvide, nunca se sabe lo que puede pasar...

video

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cómic: Paracuellos, un pedacito de historia contada por los niños

La España de Carlos Giménez


Guillermo Altares
http://blogs.elpais.com/papeles-perdidos/2010/02/carlos-gim%C3%A9nez.html


+"Me pido lo pocho", dice uno de esos niños hambrientos, solos y aterrorizados que pueblan Paracuellos, la serie de cómics de Carlos Giménez (Madrid, 1941) que fue premiada en el reciente Festival de Angulema, el más importante certámen de tebeos de Europa. Pocas obras literarias han descrito la posguerra con tanto dolor, tanto realismo y tanta emoción como estos tebeos autobiográficos de Giménez, que transcurren en un internado, un lugar siniestro, dominado por el miedo, el hambre y la represión moral y física donde, sin embargo, al final los niños consiguen ser niños. El dibujante, que recibió anoche un homenaje en Madrid en la Escuela Julián Besteiro, que también expone una muestra de su obra, cuenta entre sus mayores admiradores con el realizador Guillermo del Toro (su Espinazo del diablo debe mucho a la estética descarnada y tierna a la vez de este creador).
"Hoy es ya casi una obviedad decir que su obra se traduce en un testimonio de la memoria histórica de más de cinco décadas de la historia de este país, pero no está de más recordarlo: para todas las generaciones que no lo vivieron, sus cómics son una oportunidad única, una crónica de aquello que nunca se muestra en los libros de historia, de esas 'historias pequeñas' -como le gusta decir al dibujante- de las que nadie se acuerda", escribió en este diario el experto en cómics Álvaro Pons.
Además de Paracuellos, dibujado entre 1977 y 2003 y publicado en bolsillo en un solo volumen, Giménez es autor de numerosas obras, que van desde adaptaciones literarias hasta la ciencia ficción. Pero nada supera las series autobiográficas en las que ha narrado desde la posguerra hasta la transición, títulos como Barrio, Los profesionales o España, una, grande y libre. Su último empeño son los cuatro volúmenes de Malos tiempos, su relato personal de la Guerra Civil española. De nuevo, Giménez muestra su genio al ser capaz de contar la gran historia a través de pequeñas historias, de convertir miserias cotidianas en dramas universales. Muchos creemos que, si en lugar de dibujar tebeos, Giménez escribiese libros no ilustrados tendría ya el premio Cervantes.